Tailandia low-cost

Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen. Ha pasado más de un año y hasta ahora no he tenido el tiempo o las ganas para explicar el inicio del viaje a Asia, pero quizá pueda ser de ayuda para futurxs viajerxs low-cost.

Este viaje fue un regalito del cielo de mi compa, bueno ex-compa, (aunque creo que siempre la sentiré como mi compa), que me lo propuso cuando yo ya iba a salir para  Francia a trabajar, y le costó convencerme porque yo no tenía un duro…

…unos 10 minutos. No quería depender de ella económicamente, no por orgullo sino porque luego en las peleas me lo echaría en cara jajaja, pero sentí que tenía que aprovechar las oportunidades que la vida me ofrecía.

Así que compramos unos billetes con 10 días de antelación, mi madre puso el grito en el cielo  (creo que lo que menos le gustaba de mi pareja, que además en teoría ya no lo era, no es que fuera mujer, sino que fuera más viajera que yo).

Reconozco que me daba un poco de miedito.

Llegué al punto de plantearme ponernos vacunas, que hace 20 años que no me pongo ninguna, pero con tan poco tiempo de antelación era imposible. Incluso un seguro de viaje (jaja, qué turista) pero también lo descarté enseguida, porque…cómo se calcula el presupuesto de un viaje sin ruta ni fecha de vuelta?

Al final tantas preocupaciones no sirvieron de nada, como siempre. Lo que si hicimos fue comprar un kit de emergencia en la farmacia con fortasec (que no me hizo efecto cuando pillé esa diarrea chunga en India), antibioticos (que por suerte si me hicieron efecto con esa diarrea, justo antes de subirme a un tren en clase general) suero para la deshidratación, que lo tomé en Myanmar, paracetamol…pero vaya nada de eso me hizo falta en Tailandia.

Llegamos a Bangkok sin problemas, haciendo una escala rapidísima en Moscú (qué curioso que en un día pasas de una ciudad superabierta donde dos chicas pueden besarse en público, a un aeropuerto de una ciudad super homófoba, Moscú, y luego a Bangkok, donde nadie se da muestras de cariño en público, pero que existe el tercer género.

Los dos primeros días en Bangkok pagamos un hostel por booking, a 10 euros la noche las dos que luego comparado con el resto de Tailandia.

Qué os voy a decir, yo si fuera a Tailandia es que ni me pasaría por Bangkok, sobretodo si eres como yo y no soportas ni una ciudad de un millón de habitantes…sólo el caminar 1 hora hasta el hostal nos intoxicó hasta la médula, porque claro, nuestro presupuesto no incluía taxis ni tuc-tucs y el metro no pillaba muy bien.

Estuvimos cerca de la famosa calle Khao San Road (no sé por qué es tan famosa si parece Lloret de Mar) pero sin estar demasiado cerca, así que se podía dormir. Habitación privada con ventilador, baño compartido de higiene aceptable y un jet lag de valgame señor mio (será que me dopé con una pastilla de estas para el mareo que me dejo zombie un dia entero). Como no podiamos permitirnos pagar la mayoria de los templos típicos14370353_526582300873055_7188191280657405596_n (1) nos dedicamos a caminar, visitar algun parque, encontrarme con un amigo viajero enamorado de Bangkok y..comer.  Lo mejor de Tailandia desde luego la comida callejera, buena y barata,y los zumos de frutas tropicales. Dijimos aquello de…mira, masaje tailandés por todos lados…va, haztelo tu, no tu…no que no tenemos dinero..va que son 5 euros…pues lo dejamos pasar y NUNCA nos hicimos un puñetero masaje tailandés. Tampoco me importó, no me gusta recibir demasiado, aunque lo parezca 😉

Al tercer día nos buscamos un Couchsurfing, porque eso de pagar 10 euros al dia no era plan. Y nos alojó un chico indio que a mi me pareció muy majo, y que vivía en un bloque de pisos de lujo, el portero debía flipar con nuestras pintas. El chico nos cocinó un pollo al curry buenisimo, (sería una premonición, porque a pesar de mi intento de vegetarianismo en Tailandia es dificil resistirse a no comer pollo)

nosotras le llevamos unas cervezas (insisto siempre en llevar algo por quedar bien pero al final él prefería su propia marca de cerveza) y tuvimos una conversación muy filosoficoespiritual, como a mi me gusta. Lo único que nos ofreció dormir en su cama, que era gigante en lugar de en el suelo o en el sofá, y eso a mi compa le mosqueó, porque le tocó a ella dormir en el medio. A mi me pareció raro pero bueno tampoco tanto, el chico no intentó nada o si lo hizo no me enteré. Pero como ya estábamos hartas de Bangkok y teníamos que pasar el día afuera hasta que el chico volviera de trabajar, decidimos irnos antes de lo previsto a una isla que él mismo nos había recomendado, Kho Samed. No era de las típicas, estaba más tirando para Camboya, pero nos pareció incluso mejor, para qué tanto turisteo.

Fuimos en bus, porque salir de Bangkok en autostop me parecía una locura y no era tan caro creo recordar.

La isla fue un poco agotadora al principio porque nos recorrimos media isla buscando el lugar perfecto para acampar. Era difícil, las dos primeras noches tuvimos que acampar destrangis porque las playas erantodas privadas, y el segundo día incluso nos echaron un poco de malas maneras cuando ya teníamos la hamaca bien colgadita.

Al final preguntamos a un artesano local,  que es lo que teniamos que haber  hecho desde un principio y nos mando a un camping que estaba casi al principio, muy cerca del puerto. Una zona de acampada publica que cobraban muy poco y que al final ni nos cobraron, porque el baño no estaba en condiciones, sin luz y casi sin agua (acabamos con ella) aunque acabamos descubriendo otro donde nos duchamos destrangis. Pues una semanita nos tiramos ahí. Como reinas,coco ocasional incluido.

 

Os dejo este video improvisado que grabé ahi, aunque no parece improvisado, para que os ríais un rato:

Como era un sitio de encuentro para excursiones de snorkle hicimos incluso unas amigas turistas (lesbianas todas, que casualidad) y creo que incluso nos compraron algo de artesania.No nos atrevíamos a vender en la isla pero nos poníamos a producir y llamaba la atención.Bueno yo más bien a pretender que producía porque al final hacía una pulsera mientras mi compa hacia diez, collares. Cada uno vale pa lo que vale, yo no sé producir, menos dinero, pero sé gestionar y administrar el de los demás 😛

14372377_10154606536353619_6744431290425749905_o

Nos fuimos de la isla, después de comernos una tormenta monzónica bien maja, que a pesar de inundar las calles hasta la rodilla, dejó nuestra tiendita de 23 euros intacta. Si hubiera sido argentina y me hubieran dado tres meses de visa como a mi compa, seguramente nos habríamos quedado más,aunque es cierto que en las islas todo es un poquito más caro que en tierra firme.

Intentamos hacer autostop, aunque me daba un poco de rollo como me pasa en cada sitio nuevo pero nos fue genial. Ibamos a Chiang Mai, a la otra punta de Tailandia, al Norte, así porque sí, un coche nos llevó 10 kilómetros,después de una buena caminata sofocante por el calor, y el segundo coche que nos paró, nos cayó el Gordo de Navidad. Una tailandesa de gran corazón y marido suizo nos llevó a la estación de autobús y nos compró unos billetes de autobús goldenclass nocturno (con azafata tipo a la de los aviones, asientos reclinables y enormes, cena incluida). Le regalamos artesania pero vamos, se merecía el cielo, nos quitó el miedo al autostop de un plumazo.

En Chiang Mai estuvimos en un hostelillo barato, ya entramos en el limite de los 5 euros por noche las dos y nunca más aceptamos algo más caro. Pero como es una ciudad y no hay más que ver aparte de los templos, nos fuimos a Pai, en autobus para salir de la ciudad, y después en autostop. En verdad nos creíamos que nos llevaban hasta Pai en ese bus por ese precio irrisorio, y cuando nos dejaron tiradas en medio de una carretera flipamos un poco. Pero enseguida nos recogió una pick-up y entendimos porqué era famosa esa carretera. 3 horas de curvas, pero curvas de verdad, unas 700 son? Al principio ibamos encantadas, con el vientecillo, el solecito, que guay es la vida, que libres somos y que chulas, pero cuando se fue el sol casi nos congelamos de frío. Aun asi yo seguia tocando el ukulele y mi trompetita-kazu.

¿Y por qué cruzamos toda Tailandia para llegar a Pai? Porque habíamos oido que era un sitio hippie. Y teníamos unas ganas de acampar con familia, hacer fueguito y bailar en pelotas en medio la jungla…qué ilusa.

Bueno pues estuvimos dos días buscando hippies o en su defecto personas con rastas como niñas inocentes hasta que nos confirmaron que era un sitio hippie… hace 20 años. Ahora era un sitio de turisteo más donde los que van a la full-moon party de Kho Phangan (tambien un oasis hippie comido por el capitalismo) van a pasar la resaca y a inflarse a batidos de setas alucinogenas.

En fin, una lástima. Pero bueno estuvimos un par de noches en unos bungalows de 5 euros también que encontramos por booking y después preguntando con una sonrisa encontré un sitio de bungalows donde nos dejaron poner la tiendita por un euro al día. Tenia su lavabo sin techo, cayó más de una tormenta monzónica, pero los dueños eran una pareja muy simpatica con unos perros muy graciosos y había unas mesitas con techito donde podíamos pasar el rato.

Casi una semana nos tiramos en Pai también, diría. Y le fui pillando el gustillo, tanto que empecé a buscar workaway a saco por ahí pero no hubo suerte. Un día hasta alquilamos una moto. Mira como son, porque a mi me daba un poco de miedo, hacia 15 años que no pillaba una moto, no tengo carnet, el de coche está caducadísimo, pero el que me la alquilaba por 3 euros al día me decía no pasa nada!!! Prueba prueba. Me la llevé temblando, acordándome de todos los turis que había visto en Pai con heridas por accidente de moto, pero al final lo pasamos genial, la moto aunque sea una vespino y contamine me da un no se qué de buen rollito dificilmente explicable. Cuando no teníamos moto caminabamos o hacíamos motostop para ir a unas termas. Por cierto, en Tailandia no están acostumbrados a ver mujeres en bikini, almenos no en unas termas del norte de Tailandia, se suelen bañar con ropa, asi que me cortaba un poco cuando salia me vestía enseguida. Al ser un sitio turistico no era fácil relacionarse con locales, solo un día haciendo motostop de camino a las termas me invitaron a comer, a mi sola, porque tenia que separarme de mi compa, con una familia muy maja que no hablaba ni papa pero que cocinaban super rico y picante. No me acaba de gustar la papaya salad, pero yo por educación me lo como tó. Casi nos quedamos ahi de voluntarias.

Otro truco de Tailandia es que en el Seven Eleven, el supermercado que está en todos lados, puedes rellenar agua caliente destrangis. Parecerá una chorrada, pero cuando no tienes cocina ni presupuesto para comer tres veces al día  de restaurante, un poco de agua caliente te puede alegrar el desayuno o solucionar la cena, sobretodo en el país de los noodles. Y si le añades un huevo crudo, con suerte se te cuece un poco. Por supuesto yo soy demasiado europea incluso para”robar”agua, así que se encargaba mi compa que además necesita agua caliente a todas horas para tomar mate, como buena argentina. Os parecerá una tontería pero era motivo de discusión que yo no quisiera pedir o tomar agua en cada uno de nuestros viajes. Bueno cuando estas 24 horas con alguien y si encima los horoscopos no encajan del todo, acabas discutiendo por cualquier cosa, asi que no idealicéis mis viajes “romanticos” puesto que cada dia nos enfadabamos y reconciliabamos, a veces hasta dos veces al dia jaja.

Ah, se me olvidaba! Casi morimos en la jungla.

Bueno, quizá exagero o quizá no, porque yo casi me meo de miedo, por no decir otra cosa. Resulta que se  nos ocurrió hacer una excursión por nuestra cuenta, sin mirar el pronostico meteorológico aun estando todavía en época de monzones, a una cascada que salia en google maps muy mona, a 7 kilómetros de nuestro camping, No se, yo me imaginaba un caminito marcado, una cascada medio turística fácil de llegar y hacía un sol y un calor de lujo al salir. Pues bueno el caminito no pareció tan fácil cuando empezó a adentrarse en la selva, pues teníamos que cruzar un río continuamente, unas 300 veces. A mi nada más pensar en que en estos países hay todo tipo de bichitos, como serpientes y escorpiones y cocodrilos y yo que se me entraba el canguelo, ahí cruzando el río con las sandalias.

Pero bueno al final te acostumbras y te das cuenta que es tu cabeza. Pero cuando ya llevábamos dos horas adentrándonos en la jungla empezó a tronar. Yo cuando oigo un trueno y estoy al aire libre ya me pongo de los nervios, pero es que empezó a llover como nunca, vamos el diluvio. Mi mente soltó todas las alarmas. Bueno ya verás, aqui empieza a subir el nivel del río en un plis plas y nos vamos a tomar por culo y aqui no se entera nadie, porque estábamos más solas que la una. Y sino un rayo partiría un arbol, que sería por arboles y nos partiría la cabeza. Pues nada me bloquée y pensé que lo único que podía hacer era quedarme quieta abrazada a mi compa y cantando una cancion rainbow, no recuerdo cual, porque cantar me calma, mientras nos empapabamos enteritas, Y al poco, milagro, apareció un grupito de turistas en chanclas que se rieron y dijeron: ohh!! so romantic!!!  Y nos fuimos con ellos. Nos costó salir la vida, cruzar otra vez todo pero con todo más embarrado y el caudal del río mucho más peligroso, pero sobrevivimos!Y en compañia todo es más fácil.

Nunca vayáis de excursión sin mirar el tiempo!

Nos fuimos de Pai como vinimos, en autostop y en pick-up, calor, frio y mareo hasta echar la papilla mi compa.

Y de Chiang Mai, nos fuimos a la provincia de Chiang Rai, aunque no pisamos la ciudad.

También en autostop y alguna que otra pick up, todo genial pues al ir atrás como una maleta no tienes que intentar hablar con alguien que no sabe una sola palabra de inglés.

Cuando empezaba a oscurecer y ya buscabamos sitio para acampar un chico un hombre un poco raro nos paró. Nos llevó a un sitio muy bonito, nos invitó a cenar en un restaurante bonito, aunque él sólo bebió, mala señal, y ibamos a campar por ahi pero insistió en que nos quedaramos con él. Y nos hizo una ruta muy extraña, a su finca donde habia un grupo grande de sus trabajadores, que creo que eran de una tribu birmana porque tenian aspecto exotico, luego nos llevó a un bar a comer una papaya salad aunque ya habiamos cenado, y luego nos llevó a otro sitio a que cenara él y acabamos cenando pescado. Osea que comimos tres veces. Pero en el ultimo sitio ya estaba el tipo un poco borracho y empezaba a tocarle el culo y molestar a la camarera, y no me parecia muy normal. Estabamos super cansadas. En su casa el tio intento tirarnos la caña primero a una y luego a otra, como siempre, y ya estabamos un poco con la mosca detrás de la oreja, pero le pusimos las cosas claras no se como y se comportó. Y por la mañana el tio medio mosca dijo que iba un momento a comprar una bombona de gas y nunca más volvió. Pasaron dos o tres horas,nos cansamos de esperar y nos fuimos, dejandole creo una notita. Fue curioso, ver otra parte de Tailandia, como bebía el tio a saco en posición de meditación, se reía de nosotras sobretodo flipaba con mi nariz, que en Asia debe ser algo demasiado extravagante,Precisamente era el que decia que teniamos que tener mucho cuidado!

Al final llegamos sanas y salvas al couchsurfing que nos estaba esperando, mi buen amigo Sky, un americano instalado en un pueblito de Chiang Rai un poco loquito pero muy buena onda. Estuvimos ayudandole en el jardin, limpiandole la casa, y sobretodo socializabamos con el y sus vecinos. Uno de ellos nos hizo un Pad Thai gigante, después de ayudarle en su casa, uno realmente gigante, a fuego, y nos ofreció a probar todos sus licores que hacia el mismo, un whiskey de arroz realmente bueno y eso que odio el whiskey. Creo que se enamoró un poco de mi, aunque me sacaba 30 años, porque me quede alguna  noche mas tarde dela cuenta cantando con el canciones de amor. Me enseñó un buen truco para aspirantes a cantantes,infusión de limón. El otro vecino era profesor y casi nos lleva a la escuela a relacionarnos con los niños, pero coincidió que eran vacaciones. Otro día nos fuimos de paseo con las motos, no conducia yo porque era de marchas sino él y otra couchsurfer y nos tiramos el dia entero en la moto, ya se me quito el mono de moto jaja. Pero conocimos paisajes muy guais y estuvimos en un poblado de una tribu.

Nos hubiéramos quedado más días pero mi puto visado expiraba y nos fuimos para el país de al lao, Laos, que también explicaré algún día si tengo ganas.

Ala, os dejo un poquito de tailandés básico. El Ka detrás de las frases si eres mujer, como signo de educación, en realidad yo no aprendí mucho más que hola y gracias pero vale la pena el esfuerzo 😉

Saludos y expresiones

¡Hola! – Sàwatdii Kráp/Ká! Buenos días – Arun sàwat

Gracias – Khop khun Kráp/Ká  De nada, no importa – Mâi pen rai Kráp/Ká 

¿Cómo estas? – Sàbai dii mái Kráp/Ká? Estoy bien – Sàbai dii Kráp/Ká  No estoy bien – Mai sabai Kráp/Ká

¿Como te llamas? – Khun chû arai Kráp/Ká? / Me llamo… – Phǒm/Chǎn chû

¿Puedes hablar más despacio? – Phût cháa cháa dâi-mái?

No entiendo – Mâi kao-chai / No hablo thai – Mâi phût phasaaThai

¡Buena suerte! – Chôk dii Kráp/Ká/Ná

Si – Chai / No – Mâi chai

Comida y compras

¿Has comido? – Khun kin khâo rúe yang?  Si he comido – Kin láeNo he comido todavía – Yang-mâi kin.

¿Vamos a comer algo? – Pai kin khâo gan mái? 

Estoy lleno – Phǒm/Chǎn im láeo

¿Te gusta la comida Tailandesa? – Khun chôp aahan-Thai mái?  

Si me gusta mucho – Chôp mâk Kráp/Ká  No me gusta – Phǒm/Chǎn mâi chôp

Quiero… Pad Thai – Ao Pad Thai Kráp/Ká.

No picante – Mâi pèt  Un poco picante– Pèt nit noi 

¿Está rico? – Àròy mái? Si, está rico – Àròy Kráp/Ká Esta muy rico – Aroy mak 

La cuenta – Chéck bin  Kráp/Ká.

Es muy caro – Paeng mâk.  Es barato – Mâi paeng 

 

 

 

+

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Tailandia low-cost

  1. Hola Carmen! Contentísimo de leerte de nuevo, menudas aventuras…tienes para un libro! Jajaja Cierto es que no hay nada más inhibidor que el miedo, tenemos ciertos bloqueos mentales que nos impiden disfrutar de la vida…aunque, eso nos la alargue o la haga más cómoda, a corto plazo, jejeje!
    Khop khun Kráp por compartir tus experiencias. A seguir viajando y disfrutando y compartiendo con nosotros tus viajes al exterior y a tu interior. Un abrazote muy fuerte.
    P.D.: Chistakooo lo de Laos, malo malo, jajaja!

    Me gusta

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s