Camino de Santiago (I) : Pais Vasco

De toda la gente que ha hecho el Camino de Santiago, o parte de el, seguro que soy de las que ha ido menos preparada, y con menos presupuesto. Imagino que la gente prepara el camino con tiempo, se mira la ruta un poco, va al Decathlon y se compra su ropita termica, su calzado bueno, su chaqueta ligera, sus bastones…Yo en cambio como tome la decision final en la autocaravana misma de estos franceses, iba con muchos kilos, los de siempre, pero nada que estuviera preparado  para caminar largos recorridos, ni de lejos. Todo lo que llevaba, era de segunda mano, regalado o encontrado, ni transpirable, ni ligero ni nada de esas tonterias que te recomiendan en la guia del eroski. Y ademas llevaba la tienda, el saco de invierno, como un kilo y medio o dos de material de macrame que no use en ningun momento, aunque si que regale alguna pulserita, y hasta un ordenador de segunda mano que me acababan de regalar precisamente para que pudiera escribir mas a menudo en el blog,  que pesaba su kilito.

Podria haberme comprado algo en el Decathlon, mandar algo a casa de mis padres, etc etc pero como nunca estoy segura de nada, tampoco sabia cuantos dias iba a estar caminando, no sabria si valdria la pena. Podria dejarlo al dia siguiente como podria seguir hasta Portugal. Ademas no queria gastarme todo lo ganado en Francia en el Camino, es decir, en mi comodidad en el Camino, me parecia hasta una irresponsabilidad pudiendo invertirlo en ir a Grecia a trabajar de voluntaria con los refugiados, sabiendo que no se cuando voy a volver a tener un ingreso monetario, quiza muy bien entrado el 2018 🙂

Mi intencion era empezar el camino en Irun, pues los franceses de la autocaravana me habian dejado en un pueblito llamado Bera. Hice autostop y resulto que el buen hombre que paro me podia dejar a las afueras de Irun pero en realidad iba hasta Donosti. El hombre no sabia si el camino pasaba por ahi, ni yo tampoco, pero supuse que si porque se que esta la famosa playa de la concha y el camino va por la costa.

Me dejo en un barrio obrero, el hombre era carnicero (a mi se me escapo un gritito de espanto cuando me lo dijo, pero luego recorde que soy una hipocrita que devora latas de atun). No tenia mucha idea de donde tenia que ir, me dijeron que siguiera el bidegorri -el carril bici- pero por si las moscas le pregunte a un hombre que estaba fotografiando unas flores. (Este hombre tiene que ser alguien sensible, le voy a preguntar). Ademas estaba muerta de hambre porque eran las 17h y m había comido con suerte una manzana en todo el dia. Mi intuicion no fallo y sobrepaso mis expectativas. Fue muy amable, me invito a un cafe, a unas tapas de ensaladilla rusa y tortilla que devore, me averiguo la ruta…que buen comienzo!Cuando me dijo que era cubano casi le salto al cuello de alegria, creo que fliparia un poco al ver que algun español  ame a Cuba tanto, o mas que el.

Donosti me parecio interesante, no se si era porque hacia sol pero habia mucha vida en la calle, sobretodo en el paseo maritimo, bastante gente mayor en silla de ruedas y motitos electricas. Me miraba todo el mundo, como siempre, pero nunca se si es por la mochila, el ukulele colgando, mis ropas o mi sonrisa de oreja a oreja, mas grande todavia por la alegria de volver a ver el azul del mar. Como ya era tarde fui directa al primer albergue que vi en internet, La Sirena. 17€, menuda clavada por una habitacion compartida. Pero estaba tan agotada que los pague con gusto. Luego hice calculos y pense que si solo queria gastarme 130€ en todo el camino, a ese ritmo de gasto no caminaria ni 5 dias. Ya no tenia mas dinero encima ya que mi compa habia llevado a Barcelona 500€ de mi sueldo frances para que me los guardase en el banco de alta seguridad con menos comisiones e intereses del mundo: la caja de bombones de mi madre.  Fue una gran idea de mi compa, porque asi mi madre esta tranquila sabiendo que por una vez no estoy a 0, y yo no me lo gasto todo en un mes, les daria dinero a todos los vagabundos que me piden y que, por lo que hablo con ellos, suelen hacer mas ingresos diarios que yo. Triodos Bank esta muy bien como alternativa relativamente etica, lo recomiendo, pero no se pueden hacer ingresos en efectivo.

El primer dia me lo tome con mucha calma. Me fui del hostal como a las 10 (mis compañeros se fueron como a las 6am). Descubri en la cocina una hermosa bandejita con comida que deja la gente, gente de dinero por lo visto. Rescate quinoa, tomate, pan, cereales de chocolate ecologicos…y me hice con eso un buen desayuno y un tupper para el almuerzo. Ojala sea asi en todos los albergues!!

La primera etapa la dedique a desprenderme de cosas, pues lo que habia dejado en Anso no era suficiente. En el mismo albergue deje el ordenador, porque por una extraña razon no se encendia mas, despues de probar de todas las maneras. No se si me sente encima de la mochila, o le di un golpe, o se humedecio…el caso es que se lo deje al recepcionista del hotel con la esperanza de que pueda arreglarlo y que alguien lo utilice. Me supo mal porque era un regalo especial, que ahora, despues del camino, me iria muy bien.

En el container de enfrente del albergue, afuera, deje algo mas de ropa, la que crei que no me serviria para caminar. Mas adelante el polar de mi madre, que fue una dificil decision, pero tuve que escoger entre las 3 chaquetas y me quite la mas pesada (y la mas caliente).

A los pocos kilometros, despues del monte Igeldo, me puse a hablar con un hombre que me regalo membrillo hecho por el. Un hombre muy particular, decia que iba a restaurantes caros con cualquier ropa vieja y con zapatos de 1000€ y que eso a la gente que les importa mucho el status les da rabia.

  

Uno de los handicaps de hacer este camino es que hay muy pocos albergues, en particular en el Pais Vasco y en esta epoca, pues en verano habilitan albergues municipales a donacion o muy economicos. Total que intente buscar couchsurfing en Zarautz sin suerte y acabe durmiendo al aire libre en un mirador, al lado precisamente de un camping. Habia sido una etapa durilla, la verdad, me pare varias veces sin encontrar un buen sitio donde dormir y al final camine hasta que oscurecio entre viñedos de txakolí. Como no pase excesivo frio y la mochila me seguia pesando, tome la decision mas dificil: dejar mi casa. En el mismo mirador la deje, con una notita que decia entre otras cosas que esa tienda no era para pagar campings sino para descubrir la libertad, saltandose las leyes del dinero pero siguiendo siempre la ley del amor, en particular a la naturaleza.

      

En Zarautz me homenajee con un buen desayuno, zumo, cafe y pincho de tortilla, en un bar para ir al baño y cargar el movil, el premio por dormir en la calle. Hice tiempo incluso hasta que abrieron una tienda de musica para ver si podian sanar a mi pequeño bebe uulele, que suena fatal, por si se podia solucionar con un simple cambio de cuerdas. Pero la mujer no entendia mucho de ukuleles, tenía que llamar al técnico. Me dio a entender que siguiera con lo que tenia que no valia la pena pagar 10€ por unas cuerdas.

Esa etapa fue muy bonita, mucho paseo al lado del mar tocando el ukulele. Por el camino me pare a comer el resto de quinoa con un bote de espinacas, y cuando ya estaba por irme aparecio un colegio, una ikastola. Al principio no me dijeron nada pero cuando ya me iba vieron el ukulele…y me quede una hora mas, dejando el ukulele a todos, la flauta, que hasta la profesora intento tocar sin exito y respondiendo millones de preguntas que no saciaban la curiosidad de los niños.

“Y donde duermes?” Pues a veces en albergue, a veces en la calle, por ejemplo, ese portico de ahi estaria muy bien.

“Y siempre vas asi?” Asi como? Y cuantos idiomas hablas? Y que edad tienes? Creo que me veian como a un extraterrestre. La profesora “traducía” mis respuestas porque para los niños era algo muy nuevo conocer alguien que viviera así. Que majos, últimamente los animales y los niños son con los que más conecto.

Que sepan los reyes magos que este año alomejor les piden 30 ukuleles extra.

Con tanto entretenimiento no llegue hasta Deba sino que me quede durmiendo debajo de una mesa en un merendero muy bonito con buena energia, fuente…y baño!Un lujo. Habia un kiosko furgo con un hombre muy majo que me regalo fruta pan y…chorizo de pamplona. Tenia una senyera junto a la ikurriña  pero no de ahora, sino desde hace 16 años, además de la cubana y un póster del che. Como para no entablar conversación! Como no tenia muchas mas opciones de comida y tenia hambre, confieso que devore el bocadillo de chorizo, aunque ya no como cerdo de normal. Me sorprendió la cantidad de gente que subia hasta alli corriendo o en bici desde Zumaia…que deportistas son los vascos!!

Cuando oscurecio aparecieron dos peregrinos suizos italianos que iban a acampar. No les vi la cara ni les volvi a ver mas, pero cuando les dije que habia dejado mi tienda en Zarautz me dijeron: ahhh! era tuya!! La habian visto y le habian hecho una foto a la notita y todo. Por un momento tuve la esperanza de que la hubieran recogido, con lo bien que me iria ese dia, pero no, ya tenian una.

El tercer dia fue muy relajado, pues decidi ir a Deba solo, a 10km, que habia al fin un albergue barato, de 5€ de los de la asociacion de amigos del camino. Por el camino interactue con unos abuelillos que iban caminando y me hicieron con su navaja un palo de avellano. Al fin vino el palo! Una gran diferencia! Tocar el ukulele fue mas complicado a partir de ahi.

Por un momento casi pregunto para quedarme de hospitalera voluntaria en el albergue, me dio buena energia. Ademas casualmente habia un acto de hermandad entre Reus y Deba, al punto que en el ascensor, sí, el pueblo tiene ascensores, habia un minidiccionario de euskera-catalan.

Ese dia el menu fue bote de garbanzos con zanahorias. No interactue mucho con los otros peregrinos, solo con un chico bombero que dormia arriba. Despues de estar siempre socializando, en este camino tenia ganas de silencio y soledad.

La siguiente etapa Deba-Markina la hice entera, a pesar de ser de las mas duras, almenos del Pais Vasco.  Lloviznaba y era casi todo pista, con muy pocos lugares aptos para dormir a cubierto. Llegue a Markina reventada, me comi una lata de sardinas como si fuera el manjar del siglo y me puse a buscar sitios para dormir en la calle, pues el albergue municipal tambien estaba cerrado. Un hombre me vio mirando los portales de la iglesia, que parecian aptos para dormir y me pregunto si queria entrar en la iglesia, que podria abrirme. Yo le dije que en realidad buscaba un sitio cubierto para dormir, y enseguida me ofrecio la clase de catequesis. Era el cura. El muy buen hombre me dejo la llave, me dio algo de comida para desayunar de la que reparte a familias sin recursos y me dijo que dejara la llave en el buzon al dia siguiente. Un paso mas hacia mi reconciliacion con la iglesia catolica, cuyo rechazo en el pasado ha hecho que no hubiera hecho el camino de santiago antes, por ejemplo.

    

Ese dia me quede flipando porque empece a ver coches pitando con banderas de Catalunya y no sabia muy bien qué sucedia. Llame a mi padre que es el que me informa de la actualidad politica, cuando quiero saberlo, y me confirmo que habian declarado la independencia y bueno todo ese rollo. Ellos estaban preocupados, yo les dije que tranquilos, que si mandaban los tanques nos podiamos mudar al pais vasco que eran todos muy majos. Bromas aparte, me alegro de que ese tema espinoso me haya tocado en el Pais Vasco, uno de los pocos lugares donde se alegran cuando les digo que naci en Barcelona. En general, cada vez mas digo que no se de donde soy, o si los veo abiertos, que soy de otro planeta.

Ese dia me apetecia mucho comer algo caliente, soñaba con una crema de calabaza, pregunte y me mandaron al bar para peregrinos, con esos menus impensables para mi, a 10€. Negocie la soñada crema de calabaza, que era uno de los primeros, por 5€. Al final estuve conversando con unos gallegos y un andaluz y el gallego me compartio su menu, me invito a vino e insistio en pagarme la crema de calabaza. Pero irremediablemente salio el tema de Catalunya al preguntarme de donde era y comprobe como la atmosfera se lleno de negatividad, porque cada uno tenia una vision muy diferente de la realidad. El nacionalismo es una estrategia muy inteligente para que los que lo incentivan, ya sea de un lado u otro, se mantengan en el poder y puedan controlar,robar y reprimir agusto. A partir de ahora voy a intentar evitar a toda costa hablar de ese tema, a menos que sean vascos. Los vascos con los que hable admiraban la forma, de conseguir la independencia sin violencia, almenos de parte nuestra.

El siguiente dia me lo tome de relax porque tenia el cuerpo algo resentido y necesitaba una ducha, asi que despues de pasar por Bolibar, el pueblo de los ancestros del liberador venezolano, hice parada en el Monasterio Cistercense de Zenarruza.

Fue otro pasito en mi reconciliacion cristiana, porque me trataron tan bien los monjes que fui hasta a misa.

El lugar lo recomiendo mucho, es un lugar muy bonito con paz y silencio y por si fuera poco te dan de cenar, desayuno y es a donacion. Aqui tuve oportunidad de interactuar un poco mas con otros peregrinos, porque cenamos todos juntos.

 

Llegue hasta al famoso Gernika, pero la verdad, no pare mucho. No se como perdi mi preciado palo de avellano, se lo comente a un hombre con tristeza y me acabo invitando a un cafe y una madalena. Era domingo y estaba casi todo cerrado para comer, suerte que encontre una tiendecita de un marroqui simpatico donde pude comprar para hacer una ensalada de aguacate y la sempiterna lata de atun de emergencia. El albergue era carisimo asi que decidi seguir. Cuando iba buscando el camino, las flechitas amarillas, se me acerco un hombre mas bajo que yo con una energia muy rara. Mi intuicion salto en alarma. Efectivamente, me toco la cara y me dijo en rollo indio:  yo rumano ven a mi casa no se que no se cuantos.  Bueno es dificil explicar lo incomoda que me senti en palabras. Yo le dije como siempre, tsss fuera!! y hasta le dije algo con educacion, demasiada para mi gusto. Esa tonteria hizo que no quisiera quedarme en la ermita de Santa Lucia que estaba cerrada pero que tenia un baño abierto increiblemente limpio y nuevo, con ducha y una sala donde podria dormir como una reina.  Pero me entro la paranoia de que el tipo ese me podria haber seguido y molestarme en medio de la noche. El tramo siguiente era todo por el monte y nunca me da miedo pero esta vez  si que estaba algo inquieta, vi dos hombres raros grandisimos…lo tipico, cuando te pasa lo minimo la mente se pone alerta. Subi rapidisimo, casi se me sale el corazon. Para mas inri, la siguiente ermita donde pensaba dormir no tenia ni un triste portachuelo para dormir, y empezo a llover. Las unicas opciones a esa hora, ya casi de noche, era  un tunel ddebajo de una carretera, con posibilidades de inundarse un poco, o el balcon de un caserio medio abandonado, que tenia las puertas tapiadas. Me quede en el balcon del caserio. No era un sitio muy agradable, ni me gusta entrar en propiedades privadas, pero pasó la noche, que no es nada corta ahora, y no me mojé. A partir de ahi fue apareciendo la civilizacion, el cemento, el humo y los poligonos industriales, pues ya me estaba acercando a Bilbao. Iba a dormir en el monte Avril, tambien debajo de un balconcito, pero al final encontre un couchsurfing y me fui hasta Bilbao, salvandome del frio.

Llegue como una vagabunda oficial despues de haber dormido la noche anterior en la calle y con casi toda mi ropa sucia, pero me trataron super bien. Era una pareja que solo llevaba un par de meses viviendo juntos, al principio un poco timidos y aparentemente de diferentes mundos, pero acabamos congeniando muy bien. Me duché,me pusieron una lavadora y dormí como una reina en una cama doble. Así es la vida, un día dama, un día  vagabunda. A la mañana estuve un poco por la ria, viendo la gente pasear y correr , pero las ciudades me impresionan poco, de hecho me fui a un locutorio a escribir en el blog.  Por la tarde el chico me enseño algo mejor la ciudad, incluido el barrio chungo que me gusto, y asta estuvimos en una exposicion de fotos de galaxias.  Ademas me alimentaron super bien aunque intente aportar algo como siempre. Tengo ganas de tener una casa solo para poder alojar a viajeros y equilibrar mi karma.

Para salir de Bilbao hice trampas, tomando el metro hasta Portugalete, ahorrandome muchos kilometros de poligonos.

Ese dia, despues de muchos kilometros en el bidegorri, llegue de nuevo al campo, a las sonrisas, un buen hombre me regalo otro baston cuando vio la rama torcida que llevaba, asi que a partir de ahi fui con dos, que es una gran diferencia.

Y lo mejor fue volver a ver y oler el mar, despues de tantos dias. Me pare a comer mis garbanzos embadurnados de arena en la llamada playa de la arena y al final no me movi hasta que oscurecio. Pero no se por qué a la noche me dio un bajoncillo emocional. Nadie me decia nada, ni siquiera tocando el ukulele, era un sitio turistico, con restaurantes a los que no me atrevia ni a pedir un cafe ni mucho menos preguntar para entrar al baño. Lo peor del vagamundeo es que tienes que controlar, a veces demasiado, hasta cuando vas al baño. No sabia si dormir en la playa, no me parecia el lugar perfecto, demasiado abierto y demasiada gente. Para quitarme la depre decidi comprar algo en el super y seguir caminando, asi de noche. Y nada mas empezar la gente que me cruzaba me decia cosas amablemente, peregrina! donde vas de noche!! al final hasta 3 personas me recomendaron que durmiera en la iglesia de Pobeña, que estaba cerrada pero podia entrar facilmente saltando un murito disimuladamente, porque el albergue publico tambien estaba cerrado ya. Dormi genial la verdad, casi mejor que en un albergue, sin ronquidos ajenos y no se porque, porque no me suele pasar en las iglesias, pero sentia buena energia; habia hasta cartones para poner en el suelo de colchon, que lujo! y unos porches muy bien resguardados del viento. Cene avena con leche ese dia, como para variar.

Lo que mas me animo esa noche, lo confieso, fue el movil y un mensaje de “mi primera chica” diciendo que queria que probaramos algo juntas. Me ilusione la verdad, aunque se que muchas veces las ilusiones acaban con el prefijo Des-.

De hecho me puse a pedir una bici al universo por facebook para irme con ella al fin del mundo 😛

La bici aun no ha llegado con lo cual parece que aun toca seguir caminando…sola. Pero desde luego que ese día me sentí menos sola y me fui con una sonrisa a mi cama de carton. Si lo pienso racionalmente, seria una locura meterse ahora mismo, salida de una relacion viajera, de acampada y estres diario, a otra igual pero sobre dos ruedas, sin antes viajar conmigo misma.

Pero asi somos, lo queremos todo, y ya.  Nada, a seguir practicando la paciencia y el amor propio.

 

A la mañana siguiente me desperte super pronto y empece a caminar muy motivada, por un camino precioso, un acantilado. Lastima que me habia quedado sin bateria porque tengo unas fotos grabadas en el corazon buenisimas. El mar estaba como un plato y un hombre que me cruce dijo que jamas lo habia visto asi, que siempre hay olas, y que no era bueno para los pescadores que bucean porque con el agua asi los peces los veian. Me alegro, aunque sea una hipocrita devoradora de latas de sardinas.

Total que ese dia me despedi, con mucha pena del Pais Vasco, aunque tambien ilusionada por conocer Cantabria.

La verdad, no se porque, pero en el Pais Vasco me he sentido como en casa, no se si es porque habia banderas de Catalunya por todos lados o porque la gente, realmente, es muy maja. Espero volver pronto.

Eskerri Kasko!!

 

pd: me ocurre siempre en el blog que no puedo profundizar mucho porque escribo muy en el pasado y muy resumido (hace ya mas de un mes de esto). Os aseguro que en este camino he sentido cosas que no he sentido nunca, muchos estados de animo diferentes, muchos aprendizajes…hay cosas que no se pueden explicar con palabras, los sonidos, los olores, el tacto de las pisadas en el barro, los amaneceres, el fresquito, la llovizna en la piel, los ronquidos desorbitados de los peregrinos… y menos un mes despues. El Camino hay que vivirlo, y cada uno tendra su camino unico y especial, como en la vida. Pero almenos teneis una idea de lo que es.

Buen camino!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Camino de Santiago (I) : Pais Vasco

  1. Hola, Alma! Vengo siguiendo tu blog hace unos meses, en silencio, como un stalker de peli americana de sobremesa dominical o como se sufren las hemorroides ;-P…atraído como una polilla por tu luz, y, hoy, mira por donde, he sentido la necesidad de escribir unas líneas para decirte, simplemente, que sigas iluminando el mundo con tu luz y tu sonrisa.
    Un megabrazote muy fuerte, desde este rincón del mundo al tuyo, donde quiera que te encuentres ahora, de un prisionero del Sistema que, más vale tarde que nunca, se está dando cuenta que otro mundo, energía, amor y vida, son posibles y están a nuestro alcance…cómo decía mi abuelo, despacito y buena letra.
    Qué un solecico bien rico ilumine todos los días tus caminos. Salud y Amor.

    Me gusta

    1. jajaja muchas gracias vicente!!elmundo libre te espera porque con ese buen humor y esa habilidad para escribir que muestras seguro que mucha gente te leeria con gusto, y asi esa energia de amor y luz se extienda infinitamente. por cierto justo mañana me voy al solecico, de madrid a canarias 🙂

      Me gusta

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s