Guía práctica para viajar con mochila (3): Cómo financiarse

La mayoría de personas quieren viajar, pero piensan que primero tienen que trabajar toda su vida y ahorrar. Es una opción más, respetable como todas, si tu idea de viajar es ir en avión a un lugar exótico con hotel y pulserita de todo incluido. Cuidado porque puedes liarte con hipotecas, consumo excesivo…y acabar viajando, con suerte, con el IMSERSO.

Lo cierto es que hay millones de formas de viajar, cada viaje es único. Y también hay muchas formas de financiarse, con o sin dinero. Aquí explico las formas que he utilizado yo hasta la fecha, para los que no tienen ganas o tiempo de leerse todo el blog:

  • Trabajo por intercambio: parece que me pagan los de workaway por toda la publicidad que les hago (ya podrían regalarme la siguiente cuota) pero lo cierto es que estas páginas de trabajo por intercambio de alojamiento y comida son muy útiles para empezar a viajar con muy pocos recursos. Se trata de hacerte un perfil con tus habilidades y buscar proyectos o familias a las que ayudar unas horas al día a cambio de alojamiento y comida. Es como si trabajaras para un amigo. Lo justo son 25 horas a la semana con todas las comidas, pero cada sitio tiene sus propias condiciones. Yo no aceptaría trabajar más de 30 horas a la semana sin cobrar, a menos que te den algo más a cambio, como cursillos. Yo utilizo workaway, pero cada vez se está comercializando más y subiendo más el precio para registrarse, cuando yo empecé eran 20 euros por cada 2 años, ahora casi 30 y te vigilan como si fueran la CIA si quieres ir con un amigo que no está inscrito. Pero al ser la más conocida, tienes muchas opciones en todos los países del mundo. También recomiendo Helpx.net y WWWOOF. Yo he hecho workaway en Barcelona, Canarias, Mallorca, Italia, Kosovo y Marruecos; aprendí muchísimo e hice muchos amigos. Haciendo esto ya tienes todos los gastos básicos cubiertos, sólo tienes que financiarte el transporte con el regalo de cumpleaños o navidad…o hacer autostop.

 

  • Reciclar comida: de esta forma no tienes que trabajar para alimentarrte, pero no siempre puedes elegir lo que quieres comer y a veces te toca ensuciarte las manos. Lo cierto es que en prácticamente todos los mercados de los países que he estado es posible que te den fruta y verdura que ya no está para vender, cantándoles una canción o simplemente con una sonrisa. También en los supermercados de Europa tiran comida a grandes cantidades, aunque muchos supermercados tienen la basura bajo llave. A esos no quiero comprarles cuando tengo dinero. En los países menos ricos normalmente no se puede reciclar tan fácilmente porque nadie es tan inconsciente como para tirar comida que se puede comer, pero paradójicamente la gente es más hospitalaria. Raro es que algún día pases hambre.

 

  • Vivir en la naturaleza: si acampas con tu tiendita en una playa, montaña o bosque no tendrás que pagar alquiler ni trabajar para otro, pero cada vez es más difícil o hay que irse a sitios más recónditos, empezando porque la mayoría son tierras privadas o parques naturales donde en teoría no se puede acampar ni hacer fuego. Yo lo hago, porque ya no soy una inconsciente que va a acampar a la playa para emborracharse y dejarlo después todo sucio, con el riesgo que tiene el hacer un fuego borracho. Entiendo que hayan ese tipo de leyes para evitar más desastres ecológicos pero me las salto porque son injustas para los que cuidamos y respetamos la naturaleza. El día que yo me distraiga y provoque un incendio al cocinarme unas lentejas, yo misma me pondré las esposas para ir a la cárcel, pues para mí un árbol es como una persona. En la naturaleza tendrás la paz que hace falta para ser feliz, el amor  y la sombra bendita de los árboles y la música de los pájaritos. Si encima tienes agua cerca poco más te faltará. En ciertas épocas puedes encontrar además mucha comida, yo me inflé a higos en Croacia, manzanas en Serbia, granadas, uvas y naranjas en Turquía. Si crees que un árbol está en una finca privada, mi consejo es que antes de robar, preguntes. A mí no me gusta pedir, pero menos robar.
  • Reducir tus necesidades y quitarte las adicciones: esta es la mejor forma de financiarse, necesitando poco y quitándose los vicios que hacen más pobres a los pobres, especialmente tabaco y alcohol. Yo prácticamente lo he conseguido, aunque no me fio del traicionero tabaco. No me extiendo más porque ya he hablado de como ahorrar en las otras guías prácticas.
  • “Trabajar”: uuugh que verbo tan horrible. Pero no lo es tanto si trabajas poco y especialmente, haciendo algo bonito, como cuando cuidaba personas mayores; o como es mi caso ahora, con tu pareja haciendo artesanía, algo poco estresante e inocuo a la sociedad, por mucho que sea “ilegal”. Además es perfecto para hacer viajando, pues cuando te echa la policía, sólo tienes que moverte a otro sitio. (Sí, mamá, soy mantera). No pago impuestos, IRPF  ni seguro de autónomos, en gran parte por principios pues estoy en contra de a donde va gran parte del dinero público (guerras, policía, monarquía, iglesia, ejércitos, bancos y deudas que no son mías),  pero no robo, no mendigo, no pido ayudas al Estado, no voy al médico de momento, no abuso de la bondad de la familia y los amigos y no vendo mi tiempo a corazones impuros. Pero sí, me persigue la policía más que a los corrputos que nos gobiernan y a los que tienen sus millones en paraísos fiscales.                                                                                                                                                                                                                                                                Mi consejo es que trabajes lo justo para cubrir tus necesidades si no quieres o puedes hacer todo lo anterior y únicamente de lo que te gusta a menos que sea estrictamente necesario. Si no te gusta, que sea almenos por poco tiempo. A mi no me gusta estar 12 horas recogiendo uvas alomejor, pero podría hacerlo durante un mes en Francia cuando quiera irme a la India o Sudamérica, que espero sea más pronto que tarde. Recuerda que en las empresas pequeñas,  familiares o cooperativas es más probable que te traten como a un familiar y no como a un simple número, como hacen las empresas más grandes, pero seguramente cobrarás menos.  Es muy importante que elijas muy bien a quién le vendes tu tiempo. Tu tiempo es oro. Si lo utilizas en hacer cosas directa o indirectamente dañinas para la sociedad (la gama es muy amplia) luego no te quejes de que este mundo es una mierda. No podrás ser feliz del todo.       Por ejemplo, el otro día vine con blablacar con un chico militar, ecuatoriano. Me confesó que no tenía problemas para matar, quizá a un niño se lo pensaría; de hecho, en Afganistán, tenían permiso para disparar y no tenían que rendir cuentas a nadie. No parecía del todo feliz, porque no tenía tiempo, especialmente para el amor, aunque era joven, guapo y parecía bueno y educado, aunque de pequeño ya llevara una pistola en su país. Siempre estaba de maniobras y no pasaba más de dos semanas en su casa. Casi lo convenzo para hacerse hippie, que es como hacer maniobras pero sin simular una guerra. Pero claro, yo no puedo elegir la vida de nadie, cada uno que sea consecuente con sus actos.                                                                                                                                                                                                                                                                         Las autoridades sanitarias hippies advierten que trabajar más de 30 horas a la semana es perjudicial para la salud”

Por cierto, hay gente que viaja viviendo de su blog, pues internet es una nueva forma de hacer dinero. Conozco blogueros que ganan 2000 o 3000 euros del mes haciendo reseñas para empresas. En su momento hasta me lo plantée fugazmente, le pregunté a uno incluso, Antonio G, pero sé que no es para mí. Quizá lo es para ti, no parece peor que estar encerrado en un supermercado por 1000 euros. Tampoco cobraría por tener publicidad en este blog, aunque me ponen anuncios que no quiero por no pagar un dominio, ni los miréís por favor.

Lo cierto es que me viene todo lo que necesito.  Por ejemplo, el pasado  viernes y sábado vendimos 5 euros y gastamos 10, después de 10 horas al sol cada día. Dormimos en la playa donde vendíamos para no tener que volver a la nuestra, sobre unas piedras que me hacían masaje tailandés y con una manta prestada con fuerte olor a pis. Pues el domingo, que ya estábamos a las 8 de la mañana con el puesto montado, hicimos 150 euros, lo nunca visto, justo cuando me planteaba un trabajo de camarera veraniego en el que tendría que forzar mi sonrisa. Teníamos de hecho una entrevista en un restaurante argentino y después de eso la cancelamos.

Hoy mismo que vine de compras a la civilización -al mercadillo- se me rompieron una vez más las sandalias cuando caminaba al primer pueblo (5 kilómetros de nada a pleno sol) y al lado de la basura me encontré unos zapatos deportivos Massimo Dutti de mi número, en perfecto estado y una buena suela para caminar. He comprado pegamento porque sospecho que preferiré mis sandalias hippies, también encontradas, pero me quedé sonriendo al cielo a ver donde estaba la cámara. También quería un libro de poesía, pensaba mirar en la biblioteca, y en la misma fuente de la playa en la que vivo ahora me encontré un hombre sonriente que acababa de traer unos libros para regalar, entre ellos una antología de Miguel Hernandez. Ahora tengo que volver con muchos kilos de frutas y verduras a mis espaldas, para toda la semana, en autostop a pleno sol y caminando los 5 kilómetros de vuelta, pero lo haré sonriendo. Con esto quiero dejar claro que no todo es de color de rosa, pero que existe una magia inexplicable cuando tienes la vida que deseas.

        La vida es pura poesía. Y tu eliges los versos de tu antología.

Anuncios

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s