¿Y quién (coño) es Jesús?

Esta es la pregunta que deberíamos preguntarnos todo el mundo hoy. Somos tan ignorantes y tan pasivos que nos limitamos a sentarnos a comer como animales, matando muchos de paso,  con la poca familia que aún no te has peleado, para celebrar el nacimiento de una persona de la que no sabemos absolutamente NADA, sólo que murió en la cruz injustamente como mueren hoy  muchos otr@s en la silla eléctrica o lapidados.

Su mensaje ha sido tan manipulado por algunos para controlar a la población, reprimirla y masacrarla a épocas que se ha perdido completamente el sentido de la Navidad, ahora ya del todo con el consumismo irracional del capitalismo.

Si quieres saber quién fue realmente Jesús te recomiendo  que leas algunas páginas de “Las leyes Espirituales” (a partir de la página 200 si quieres saber sobre este tema pero te recomiendo el libro entero y la 2ª parte que ya colgué hace tiempo en “Recursos para la conciencia”.

Almenos hoy ya no te sentirás tan lleno en el estómago y tan vacío en el alma.

http://www.uv.es/vguillem/Las_leyes_espirituales.pdf

Haz click AQUI para acceder al libro en pdf y si no funciona el enlace busca en google donde se encuentra muy fácil.Lo que más me gusta de este escritor que conocí personalmente en un festival de yoga es que no negocia con la espirtitualidad y prohibe vender el libro fisico a un precio superior al coste de fabricación (2€)

Dejo un trocito aquí para hacer boca:

¿Podrías enunciar algunas máximas del auténtico mensaje de Jesús?

Sí, claro:

1. Todos los seres humanos, sin importar la raza, el sexo o la religión, son de la misma naturaleza, es decir, espíritus en proceso de evolución y, por tanto, hermanos. Este mensaje fundamental está recogido en las máximas: “Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la hacen.” (Lucas 8, 21) “Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.” (Mateo 12, 50) De esto se desprende que nadie está excluido del proceso de evolución espiritual. Por mucho daño que pudiera hacer, jamás se le va a abandonar, ni se le condenará para siempre. Siempre va a tener oportunidades de rectificar y llegar a alcanzar la felicidad verdadera. Y esto se pone de manifiesto en el siguiente texto: “Si algún hombre tiene cien ovejas y se extravía una, ¿acaso no dejará las noventa y nueve en las montañas e irá a buscar la descarriada? Y si sucede que la encuentra, de cierto os digo que se goza más por aquélla que por las noventa y nueve que no se extraviaron. Así que, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos que se pierda ni uno de estos pequeños.” (Mateo 18, 12-14)

2. La vida del espíritu es eterna. La muerte no existe. “No temáis a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma” (Mateo 10, 28) “Nadie subió al Cielo, sino el que descendió del Cielo”. (Juan 3, 13) Del significado de esta segunda frase ya hablamos anteriormente. Significa que todo ser que encarnó materialmente a través del nacimiento venía del mundo espiritual (cielo), y vuelve a él tras la muerte de cuerpo.

3. La misión de los humanos en la Tierra es la de aprender a amar incondicionalmente y a desprenderse del egoísmo. La evolución espiritual se mide exclusivamente en la capacidad de amar, y esto es lo que nos hace evolucionar, es decir, acercarnos a Dios. “Habéis oído que se dijo: amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.” (Mateo 5, 43 – 48) “Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros, como yo os he amado.” (Juan 15, 12)

4. La evolución espiritual depende del trabajo de uno mismo. El destino del hombre después de la muerte depende exclusivamente de las acciones a favor o en contra de la ley del amor que haya realizado en vida. “Mas el que practica la verdad viene a la luz.” (Juan 3, 21) “De cierto os digo que todo lo que atéis en la Tierra habrá sido atado en el Cielo, y todo lo que desatéis en la Tierra habrá sido desatado en el Cielo.” (Mateo 18, 18)

5. Cada uno tiene su propia conexión con Dios de manera que no ha de depender de intermediarios en su contacto con el mundo espiritual. “Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”. (Marcos 11, 24-25) “Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.” (Juan 5, 14) “Por eso os digo: pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11, 9-13)

6. La evolución espiritual no termina en una sola vida física, sino que es necesario encarnar numerosas veces para alcanzar la espiritualidad superior. “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. (…)Nadie subió al cielo, sino el que descendió del Cielo.” (Juan 3, 3-13)

7. La ley de la Justicia Espiritual o ley de causa-efecto. Se cosecha lo que se siembra. “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados, y con la medida con que medís se os medirá”. (Mateo 7, 1-2) “Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos.” (Mateo 7, 12)

8. Aparte de este, existen otros mundos habitados que tienen el mismo fin que este, es decir, servir de escuela para la evolución espiritual. ¿“Hay muchas moradas en la casa de mi Padre. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho.” (Juan 14, 2)

Por qué citas los evangelios cuando te refieres a lo que dijo Jesús?

Me sería más fácil explicar el mensaje de Jesús sin limitarme sólo a lo que ha quedado recogido en los evangelios. Pero como resulta que vosotros no admitiríais que fue dicho por él, me limito a utilizar lo que dijo y está reflejado en vuestras escrituras, para que veáis que no me lo invento.

¿Podrías enumerar algunas de las creencias cristianas que no son verdaderas desde el punto de vista espiritual y que son añadidos posteriores a Jesús?

Sí. Hay muchas, pero me referiré a las que considero más importantes y más perjudiciales para el avance espiritual.

1) La creencia de que la práctica de rituales tiene algún valor moral o espiritual y que sirve para ganarse algún lugar privilegiado en el cielo después de la muerte.

2) La creencia de que la Biblia o cualquier escritura sagrada es la palabra de Dios.

3) La creencia de que la Iglesia y los sacerdotes son los intermediarios de Dios en la Tierra.

4) La creencia de que la solución a las malas acciones necesita y se resuelve con la confesión y la absolución del sacerdote.

5) La creencia de que un arrepentimiento de última hora redime los pecados.

6) La creencia de que Jesús redimió los pecados de los hombres con su muerte en la cruz.

7) La creencia en el pecado original.

8) La creencia de que la sexualidad es algo pecaminoso.

9) La creencia de que en una sola vida se decide el destino del espíritu por toda la eternidad (el Cielo y la gloria eterna para los que se salvan y el infierno y el castigo eterno para los pecadores).

10) La creencia de que sólo los cristianos o creyentes se salvan.

11) La creencia en la resurrección de la carne.

 

¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TOD@S!!!

O mejor dicho, feliz aprendizaje del amor incondicional!

 

http://www.uv.es/vguillem/Las_leyes_espirituales.pdf

Anuncios

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s