Croacia

Croacia es probablemente el pais mas turistico de la antigua Yugoslavia. Por una parte no me apetecia nada ir a ciudades turisticas pero a mı compañera le iba muy bıen para vender su artesania ya que no teniamos un duro, asi que confronte mi conflicto con el dinero y cada tarde ibamos a la plaza de Sibenik a hacer musica, reirnos un rato y vender algo. No es un trabajo muy duro la verdad, se conoce mucha gente, se interactua con los niños, se pierde la verguenza…pero no siempre la policia te deja hacer, es un poco el juego del gato y el raton.

SAM_6149

Pude comprobar en mis propias carnes como el dinero corrompe poco a poco, a pequeña o gran escala: muchas veces cantaba cansada y sin ganas a ver si caia una moneda, que gastaba casi siempre en helados, burek y alguna pizza, caprichos poco sanos que en otras etapas anteriores eran impensables para mi economia cero. (El dinero sin control o mata o engorda). Pero como las otras chicas compraban comida a menudo tambien sentia la necesidad de generar algo, no se puede recibir unicamente. Una de las cosas que nos gusto menos de Croacia fueron precisamente sus precios: 2 o 3 veces mas caros que los de Bosnıa, Serbia, Kosovo o Macedonia aunque almenos en el mercado de frutas y verduras  de Sibenik es muy facil reciclar.

Lo mejor fue volver al mar despues de casi 2 meses! Dormiamos en la playa sin tıenda para no llamar la atencion y cuando no habia pescadores nos pasabmos el dia como Dios nos trajo al mundo, haciendo musica, nadando a Martinska, la peninsula de enfrente, con la gente de los barcos haciendonos senales de que estabamos locas…pero no es de mis playas favoritas porque hay demasiados barcos y hasta flotando en el agua, mi meditacıon preferida, se escucha ruido de motor.  Lo mejor fue la noche que dormimos en uno de los castillos, St John creo que se llama, nos sentiamos princesas durmiendo en esas paredes llenas de historia y esas bonitas vistas, lo recomiendo como hotel de cien estrellas para una noche, aunque subir con la casa a cuestas no es tan agradable.

SAM_6178  SAM_6183

Tras una semana me harté de Sibenik y el capitalismo, casi sigo viajando yo sola hacia Montenegro pero al final las chicas se apuntaron, aunque una de ellas, nuestra profesora de música, tuvo que volverse a su país, lástima porque habría aprendido mucho.

SAM_6198

Un autostop que nos costó unas horas de espera  por ser domingo nos llevó hasta el centro de Split. Por suerte conocimos un artesano a la 1 de la mañana que nos sacó de la urbe y nos llevó a un río a 15km donde pudimos acampar tranquilas, nadar en el río congelado, beber agua pura y entretenernos limpiando la basura que deja la gente inconsciente (uno de los puntos negativos de los balcanes es la gran cantidad de basura que la gente tira en la naturaleza). No teniamos comida porque no pensabamos quedarnos 3 dias pero nos alimentamos de higos, moras (mi dieta base en Croacıa, aparte de los helados) y algo de comida que nos regalo la gente que pasaba.

Ya no me da miedo no tener comida porque milagrosamente el universo siempre provee lo necesario, como el litro de helado que nos regalaron y la patata que nos encontramos en el suelo para cenar que cocinamos al fuego como si fuera el manjar mas exquısito del mundo, que en esas condiciones de escasez, lo era.

SAM_6228 SAM_6239

SAM_6242

La 3a noche volvimos a Split y dormimos en un parque cerca de la playa, pero nos fuimos al dia siguiente porque hay demasiado ruido y los inspectores no nos dejaron vender mas que el primer dia. Aqui nos separamos de nuestra otra gran compañera de viaje, pues cada uno tiene su camino y seguimos, de nuevo en pareja, hasta Omis, otra ciudad turistica pero mucho mas tranquıla. SAM_6282

Omis lo recomiendo, tiene un par de castillos, bonitas vistas, naturaleza muy cerca…pero no apto para artesanos o musicos callejeros pues hay inspectores. Para dormir teniamos que acampar medio a escondidas al lado del rio y la carretera. con muchos mosquitos, asi que solo duramos 3 dias.

SAM_6283 De camino a Dubrovnik tuvimos el mejor ride posible, unos chicos alemanes geniales que ademas de comprarnos mucha artesania nos rescataron de la lluvia y nos invıtaron a su campıng. Lastima que vıajamos en direcciones opuestas asi que tuvimos que separarnos al dia siguiente tras un gran desayuno y una ducha caliente, que sabe muy bien cuando es cada 2 o 3 semanas.

SAM_6303

Llegamos a la famosa Dubrovnık en 3 o 4 rides, nos costo un rato…y nos decepcıono bastante esta ciudad hipermegaturıstıca e hipermega cara.  Me senti un poco rara en ese ambiente, un poco triste inSAM_6306cluso, aunque me comi mı pimiento reciclado y mi inseparable Haiva con mucha dignidad mientras observaba a los turistas gastar lo que ahorran en todo un año de trabajo. Ahi decidi que no iba a cantar mas por dinero sino solo cuando me saliera del corazon y desde entonces ya no pongo la gorra aunque la gente a veces me sigue dando alguna moneda. Que me den lo que quieran, pero sin pedirlo. Me senti mucho mejor conmigo misma y ahi acabo mi conflicto con el dinero.

Ese dia solo pudimos permitirnos un helado y dormir entre unos arbustos a escondidas.  Almenos tiene algunas callejuelas donde te puedes perder y casi escuchar el silencio pero con tanta explotacion economica casi pierde todo su encanto.

SAM_6340

Al dia siguiente bien temprano huimos de Dubrovnık, aunque nos costo la mañana entera salir, como en todas las ciudades, pero una vez en ruta nos quitamos el mal humor y llegamos en un abrır y cerrar de ojos al siguiente pais: Montenegro.

Anuncios

Un comentario en “Croacia

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s