Pon una playa en tu vida (1ª parte – Tenerife)

Tras varios meses sin disponer de ordenador voy a aprovechar la visita a mis padres para ponerme al día, aunque no es fácil resumir cinco meses.

Como sabéis en enero me fui a Tenerife con un billete muy barato, una amiga y mi tiendita de campaña, sin tener mucha idea de donde ir.

Preguntando por la playa hippie acabé encontrando muy fácilmente otro de mis oasis en el desierto del capital. Me gasté el dinero que llevaba enseguida, (50 euros del regalo de reyes y 30 que me habían sobrado de los impuestos de Inglaterra) porque cuando no conoces un sitio es fácil despilfarrarlo: utilizas el autobús para salir del aeropuerto a la 1 de la mañana, compras en la tienda más cara, no sabes donde reciclar…total que no empecé a vivir bien hasta la segunda o tercera semana, cuando  me quedé a 0. Por entonces ya sabía donde reciclar, tenía muchos amigos con los que cocinaba a menudo, compartíamos la comida reciclada y además monté una “tienda gratis” al lado de mi “casa” inspirada por la que teníamos en Italia. Funcionaba muy bien porque había un flujo continuo de gente que se iba y dejaba muchas cosas y gente que venía nueva y las necesitaba: material de acampada, ropa, zapatos, algún libro…así que ya teníamos todas las necesidades básicas cubiertas.

SAM_488110422153_10153203933963619_3126624091434170542_n

Poco a poco fui creando mi propia “familia”, aunque muchos ya los conocía de Italia o de los Rainbow de Rumanía y Hungría. He descubierto que los amigos viajeros son mucho más fáciles de convencer para que vengan a verte así que cuando me despido de alguien no lo hago con tanta tristeza.

No tenía agua corriente, ni luz, ni móvil, a veces ni siquiera un euro para tomar un café o un helado en el pueblo; alguna vez pasé un poquito de ” hambre” si es que en el primer mundo conocemos esa palabra, sobretodo cuando andaba unos cuantos kilómetros para ir al pueblo a la biblioteca, esperaba un par de horas a que sacaran el reciclaje a las 22h y no tenia ni un céntimo para comprarme una fruta, pero enseguida venía alguien que me ofrecía algo, los materialmente pobres suelen ser ricos de espíritu.

También he descubierto el significado del contigo pan y cebolla porque algunos días he tenido que cenar pan duro con cebolla. No había nada más. Pero hecha al fuego, con buena compañía, el mar delante, la luna y las estrellas la cebolla -de la basura por supuesto- sabe mucho mejor que una langosta en soledad.

Pero sobretodo hubo épocas de abundancia, porque el sistema capitalista tiene un grave problema de sobreproducción y/o distribuye mal los recursos, así que se tiran toneladas de comida a diario mientras en muchos países los niños mueren de hambre. Es aberrante.

Nunca olvidaré cuando mis vecinos canadienses encontraron 100kg de “bounty”, una chocolatina de coco. Durante una semana, podías gritar en la playa “Bounty connection” y te caían 10 bountys en la cabeza, hasta que acabé pasándome y casi me entra diarrea. No creo que los vuelva a probar.

O el día que los húngaros encontraron kilos y kilos de queso en tranchetes. A la mañana siguiente lo iban repartiendo tienda por tienda con una sonrisa, parecían Papá Noel o los Reyes Magos. (El pan y la cebolla con queso fundido encima está aún mejor).

O la semana que hizo un viento horrible, frío, el mar imposible… y encontraron un container industrial con cerveza alemana, queso, leche de soja, galletas…por supuesto hubo gran fiesta en la cocina común y nos subió el ánimo mucho.

SAM_4904

 

He aprendido a ser paciente, que ni la escasez ni la abundancia son eternas… a comer con mesura y selectivamente. No voy a comer a diario productos cancerígenos  sólo porque sean gratis y dulces. Además, comer poco de vez en cuando es posible y saludable, sobretodo si son frutas o verduras.

Y claro, cuando tienes comida y alojamiento gratis todo es más fácil, tienes tiempo para hacer cosas que te gustan, crear. aprender a tocar instrumentos…y también para hacer el amor.  Me pregunto como se apañan esas parejas que trabajan 8 horas al día, a veces en horarios diferentes, que con suerte tienen el fin de semana libre para limpiar la casa y hacer la compra.

Prefiero hacer un voto de castidad a hacer el amor agotada, pensando que mañana me levanto a las 7 de la mañana para aguantar al déspota de mi jefe, llevar el coche al taller…o preocupada por cómo pagar el alquiler con mi mini sueldo. Así que lo de que los “hippies” se pasan el día haciendo el amor es bastante cierto.

¿Y qué hay más bonito en esta vida que el amor?

Cómo alguien escribió en esta playa con letras gigantes:

“MAKE LOVE. DON’T WORK”   

SAM_4902SAM_4877

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Pon una playa en tu vida (1ª parte – Tenerife)

  1. Ya hemos hablado por facebook privado. Soy el chico con 50 euros y ganas de irse a La Caleta :P. Desgraciadamente, el billete me salia 37€, el bus otro dineral del aeropuerto norte a adeje y además necesitaba pagar mi hipoteca de 30 euros para mi casita del decathlon. Misión imposible, aún sin haber pensado en presupuesto para comida (soy así de “loco”).
    Cuando acabe mis odiados estudios viajaré, y espero que sigas “cerca” de mí para contártelo todo, ya que eres mi inspiración en esta aventura. Esa vez será (espero) una estancia de muchos años. Pienso aprender artesanía, comprar un instrumento y aprender a tocarlo, hacer mucho el amor si es posible y aprender a ser feliz. O al menos dejar de llorar por todo cada vez que me emborracho.
    He tenido una vida dura, y se que muchos podrán decir lo mismo, pero sospecho que pocos han pasado un mal parecido al mio. Pero cada uno tiene su historia.
    Cuando lleve unos días, mire al atardecer con un cigarrillo en la mano y la mente tranquila pensaré: “Esta es mi vida, mi presente, y no necesito más”.
    Fuera explotación, preocupaciones sobre el futuro y por cosas innecesarias. Estoy buscando mi lugar en el mundo, y se que lo más divertido va a ser el viaje.
    Y esta ilusión que siento es gracias a ti. Quien diría que un simple blog de internet, sería capaz de darme tantas alas.
    Saludos desde Babilón, y muchas gracias por todo, porque te las mereces!

    Me gusta

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s