Pachamama I’m coming home

El universo siempre nos da lo que realmente necesitamos. Por eso me dio un billete de Ryanair Barcelona-Tenerife por 22€ y me enseñó esta playa “hippie” que me ha devuelto toda la energía empleada en la gran ciudad.

Es muy conocida porque es uno de los pocos rincones vírgenes del sur de Tenerife, está rodeada de hoteles de lujo y campos de golf…y la policía amenaza con venir continuamente para desalojar y poder construir más hoteles. Algún día se darán cuenta de la barbaridad que están haciendo…

Pero de momento lo voy a disfrutar mientras no me echen, me he vuelto a reencontrar a mí misma, a sentir la fuerza de la naturaleza, de la luna, de las estrellas, del sol (aunque hay calima y hace días que no veo un bonito atardecer).

70083

Me voy a dormir poco después que el sol, con el rumor de las olas, me despierto pronto, con cada vez menos dolor de espalda de mi minicolchón, hago yoga, medito, nado, aprendo malabares o a tocar el ukulele que me regaló mi hermano, leo, escribo, canto, bailo como si estuviera loca (quizá lo estoy), voy a caminar (porque hace falta caminar para todo, hasta para beber agua), hacemos fueguito…el dinero siempre escasea, hasta que encuentre una opción, que ya tengo alguna idea, pero ya sé donde se puede reciclar comida.  A veces no como más que una fruta o un poco de avena con agua pero siempre aparece alguien que me ofrece comida, no me falta de nada!

Incluso encontré un sitio con internet gratis en el pueblo para poder comunicarme de vez en cuando 🙂

Os invito todos a encontrar este lugar, o cualquier otro, (hay muchos más aunque la policía acose cada vez más a la gente libre). A que os encontréis a vosotros mismos, vuestra paz, vuestra libertad.

Abrir la puerta de tu casa (o de tu tienda, o de tu saco de dormir) y ver la luna sobre el mar  no tiene precio.

Paz y amor!

ACTUALIZACION 19/1/15: al final no vino la policía el 15 como decían así que puedo pasar el invierno tranquila aquí si quiero. Como voy conociendo cada día a más gente bonita, me visto con una sonrisa de oreja a oreja y llevo el corazón abierto no me falta absolutamente de nada: he comido paella 3 días seguidos (incluso estando subida a una roca lejana viendo el atardecer, me ha venido alguien diciendo que tiene una paella para tirar!), me han regalado un colchón de camping de lujo que acabó con mi dolor de espalda gracias a este post (Gracias Nil!!) y tengo la oportunidad de participar estos días en un retiro budista donde estoy aprendiendo esencialmente a estar presente (probablemente me cambiará la vida este aprendizaje). Además se fue la calima y volvieron los atardeceres bonitos.

¿Qué más se puede pedir a la vida?

 

Anuncios

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s