El mundo cambia…si TU cambias

Para llegar a la luz…hay que experimentar la oscuridad, quizá porque en realidad son dos caras de la misma moneda. Y para demostrarlo os comparto como regalo de Reyes esta joyita sacada del cajón de mi habitación: mi agenda de 1º de Bachillerato. Cuando me la encontré anoche casi me da un infarto, pero luego comprendí que todas las etapas de nuestra vida las pasamos para aprender algo.

Foto del día 06-01-15 a la(s) 11.05

La gente no se acaba de creer lo de mi época “oscura”, sólo los que la vivieron. Pero yo si me recuerdo bien pintando con típex un signo nazi gigante en una mochila, cantando el himno franquista por la calle (que está apuntado también dentro de esta preciosa agenda), pegándome de ostias con excompañeras de clase (quiero culpar a mi nariz torcida a esta época pero mi hermano la tiene parecida) e incluso quemando un container, entre otras cosas.

También recuerdo la repulsión que sentía al ver a una pareja de lesbianas. Me declaraba abiertamente racista, homófoba y anticatalana. Ole. Ahora tengo amigos de todas razas y colores, m’agrada parlar català y me voy al cielo cuando beso a una chica.

Por fortuna esta crisis existencial llamada adolescencia sólo me duró de los 16 a los 17, aunque he pagado las consecuencias, porque pasé de tener un Excelente de media en la ESO a un 6 en Bachillerato y gracias a ello y a no conocerme a mí misma estudié esa preciosidad de carrera en lugar de periodismo, o quien sabe, medicina.

Después de autoanalizarme mucho he llegado a la conclusión de que quise adaptarme a la sociedad de cualquier forma, porque hasta poco antes de los 16, cuando me cambié de instituto, fui la empollona de la clase callada que leía a Ana Frank en el patio. De niña amaba a los animales, a las personas y hasta quedé finalista en un concurso literario de mi pueblo, con 10 años, que se llamaba “El dinero no da la felicidad”. No tan diferente a lo que soy ahora, que estoy precisamente volviendo a ser niña.

Por eso soy muy consciente de ese proceso de corrupción que ocurre a muchos niños a edades cada vez más tempranas, fruto quizá de la presión social. Recuerdo lo feliz y alegre que era en el colegio en primaria y lo rara que me sentí al llegar al instituto: mis compañeras empezaron a maquillarse, a fumar y vestir “sexy” y yo todavía era una niña que iba en chandal y que acabó por verse tan fea que no podía mirarse al espejo. Por eso al venirme esa regla tardía me convertí casi en un monstruo y pa qué negarlo, un poco “ligera de cascos”.

Poco a poco fui encontrando mi camino, yo misma me di cuenta que mis “creencias” y mi amor a Franco no tenían sentido cuando me explicaron en el colegio que en la dictadura las mujeres no podían ni abrir una cuenta bancaria. También cuando cayó en mis manos el libro salvador de “La voz dormida”, sobre la represión a las mujeres en el franquismo. Gracias a Dios que nunca perdí el placer por la lectura y que en el Circulo de Lectores no vendían el Mein Kampf.

Lo que más me alegro es que me hice un par de piercings (a mi madre casi la mato del disgusto, en esa época llegó a pensar que habían demonizado a su hija-santa) pero jamás me llegué a hacer un tatuaje, aunque en cada época de mi vida quise hacerme uno.

Si no, hoy por hoy tendría una esvástica en la espalda junto la A de Anarquía y la hoz y el martillo. La bandera estelada de Catalunya, porque también tuve mi época independentista. La cara del Che Guevara junto a la de Camarón. Un toro de Osborne en el culo estilo Belén Esteban (os juro que me lo plantée) y por último, mi época de ahora, un gran Om.

Por todo esto, no juzgo a nadie ya, respeto el proceso evolutivo de cada ser  y creo fervientemente en el cambio global, en la (r)evolución humana.

Como dice el título, el mundo cambia si cambias tu…porque TU eres el mundo.

Anuncios

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s