El placer de hablar con desconocidos

Casualidad o no estamos educados en la desconfianza. De pequeños nos dicen que no hablemos con desconocidos; de mayores nos machacan con películas de terror, dramas y telediarios aún peores que la ficción, donde nos enseñan las miserias que hacen algunos “seres humanos”. En parte para manipular y en parte para limpiar la conciencia de los dueños de las cadenas televisivas, que suelen ser de moral floja. Así Berlusconi podrá pensar: “hay gente peor que yo”.  El caso es que yo sigo confiando en el 99% de las personas, con la esperanza de poder confiar en el 1% restante algún … Continúa leyendo El placer de hablar con desconocidos