La verdadera felicidad

Una de las consecuencias de vivir en un sistema capitalista es que las personas, cada vez más a menudo, nos sentimos solas, vacías, inseguras, perdidas. Cuántas veces te has preguntado, ¿cuál es el propósito de vivir?¿esto es todo para lo que nací?

Trabajar esclavizado -con suerte- para pagar una hipoteca, sufrir para no perder ese trabajo que odias y ese zulo en el que vives, pagar impuestos para los bancos y corruptos, destinar tu poco tiempo libre a preocupaciones, problemas y como mucho, ir al centro comercial para gastar lo poco que te queda.

Una consecuencia extremadamente positiva de la crisis económica -sí, todo lo negativo tiene su parte positiva- es que mucha gente está despertando del engaño capitalista. Están descubriendo que la verdadera felicidad no radica en lo material, en la estabilidad económica, en las apariencias, en tener más que el vecino. Se empiezan a preguntar: esa felicidad que siento cuando consigo mi nuevo Iphone5 ¿es real? ¿cuánto dura? Probablemente hasta que todo el mundo tenga el Iphone 6.

De mi curiosidad por el comunismo, el anarquismo y más recientemente el budismo, he aprendido que lo más importante en la vida es el AMOR hacia los demás (en budismo, amor compasivo o “compassion”)

Si el capitalismo se basa en el individualismo, con esa idea aberrante de que todo funcionará bien si cada uno piensa exclusivamente en uno mismo, mi yo comunista-budista-anarquista, o básicamente, humanista- piensa lo contrario: el mundo funcionará mejor cuando todos pensemos un poco más en los demás; así llegará un punto en que no tendrás que mirar por ti, porque todo el mundo lo hará.

Desde que descubrí que todos mis actos tienen una consecuencia, llámalo karma o como quieras, intento que mis actos, a cada momento, sean lo más positivos posible. Así por ejemplo, si nada más salir a la calle me cruzo un niño y le sonrío, él o su madre, me van a sonreír; si soy agradable con la cajera del supermercado, se sentirá mejor en su trabajo y será más simpática con el siguiente cliente, el cuál se irá de mejor humor; si en mi trabajo en vez de quejarme e ir amargada, voy cantando por los pasillos y soy cariñosa con mis abuelitos, ellos y mis compañeros se sentirán mejor y actuarán de otra forma con los demás. Si ayudo a un amigo o conocido que pasa por un mal momento, porque me sale del corazón, sé que alguien hará lo mismo por mí, así que no me preocupa mucho mi futuro, cambiar de trabajo o país, no me quedaré tirada en la calle -y si me quedo, algo aprenderé.

En definitiva, cuánto más ayudo a los demás, en esa espiral de positividad infinita, cuanto más interactúo y empatizo con ellos,  más descubro la bondad interna de los personas, más las amo, más evoluciono.

Todos tenemos esa bondad interior, simplemente hay que sacarla afuera y compartirla.

Así que deja ya de buscar la felicidad en cosas superficiales, en tu carrera profesional, tu seguridad -nada es para siempre-

La verdadera felicidad está en tu INTERIOR.

Anuncios

Un comentario en “La verdadera felicidad

  1. Cuánto adormecimiento! Me preocupa más la juventud, ya que por el entorno en el que crecieron, demasiados están aceptando como normales cosas que, me parece, más adultas/adultos no aceptamos ( o incluso están los que aceptan pero considerándolo como algo malo). Para nada estoy echándoles la culpa, considero que es consecuencia de que nuestra generación no supo o no pudo dejarles un mundo mejor. El sistema empleó todas sus armas…pero, no va a poder hacerlo por siempre! Debemos seguir luchando hasta el final. El bien se defiende haciendo el bien!
    Saludos!

    Me gusta

Comparte tu opinión o experiencia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s